Mala praxis medica

Portada » Negligencia médica » Mala praxis medica

Qué es mala praxis

Mala praxis es un término utilizado para referirse a la responsabilidad profesional por los actos realizados con negligencia. El término puede referirse a varios ámbitos profesionales, como son la abogacía, la escribanía, la economía, el tratamiento psicoterapéutico, la contabilidad o la mala capacitación en sistemas contadores de pasajeros, entre otros. Sin embargo, la forma más conocida de la mala praxis es la “mala praxis medica” o la “negligencia médica”, que es de lo que va a tratarse en este texto.

Mala praxis medica

Negligencia médica o mala praxis medica son términos empleados para indicar una mala gestión “por acción o por omisión” en la prescripción de medicación o en una manipulación en alguna parte del cuerpo de un paciente (por ejemplo en una operación).

Entre los ejemplos de malapraxis medica están el error en una operación, los relacionados con el diagnóstico, sobre todo el retraso o error en el mismo, la omisión de no realizar lo que es debido, olvido de material quirúrgico dentro del cuerpo de un paciente, insuficiente protección en caso de tratamiento agresivo, la falta de consentimiento informado por parte del paciente, la falta de información sobre alternativas, el error en la prescripción de medicamentos, altas médicas prematuras o incluso no realizar un seguimiento adecuado tras una operación.


🔔 Resolvemos todas sus dudas. Contacte con nuestros especialistas en negligencias médicas a través del teléfono 605 059 619 o vía Whatsapp


Reclamaciones civiles y contencioso administrativas

Dejando a un lado la posible condena del sanitario en la vía penal, la cual se analiza en otro texto, cuando se produce una negligencia médica,  se puede solicitar indemnización por los daños causados a la víctima.

Dependiendo de si se produce en el ámbito de la sanidad pública (Seguridad Social española: hospitales, ambulatorios, etc.) o en un centro/clínica privada, la manera de reclamar es distinta. Pasamos a verlas.

-Reclamaciones relativas a la Sanidad Pública:

Cuando se demanda a un sanitario que trabaja en la sanidad pública o sector público en España, la demanda de indemnización por daños y perjuicios se realiza fundamentalmente por la vía contencioso-administrativa, en tanto que se demanda al personal que trabaja para la Administración Pública.

El plazo para interponer el recurso administrativo normalmente es de un año desde que se produce la lesión o desde el momento del fallecimiento.

Este procedimiento se empieza interponiendo reclamación ante el servicio de atención al paciente del hospital. Si no contestan o la respuesta no es satisfactoria para el agraviado, puede procederse a interponer una reclamación administrativa.

-Reclamaciones relativas a la Sanidad Privada:

Cuando se demanda a un sanitario que trabaja en el sector privado, debe interponerse ante el Juzgado de lo Civil.

Se trata de una demanda por responsabilidad contractual, por lo que el plazo para interponer la demanda en estos casos es actualmente de 5 años.

Esta vía suele resultar en sentencia favorable para los agraviados. Es interesante porque la compensación puede obtenerse no sólo del profesional sanitario que ha causado el mal sino del centro médico mismo o incluso directamente contra la aseguradora responsable del profesional sanitario.

Seguro que le pueden interesar nuestros apartados sobre negligencia medica casos y el consentimiento informado.


En INCURIA Abogados somos los mayores especialistas en mala praxis de España. Puede hablar con nosotros llamando al 📞605 059 619 o vía mail en 📩info@negligenciamedica.abogado

Además, puede contactarnos de manera inmediata vía Whatsapp haciendo click en la siguiente imagen